Curiosidades del “aguacate”

Una curiosidad sobre el agucate es que los franceses, y por su causa los italianos y los ingleses, lo llamen ‘avocat’, que significa abogado; la palabra inglesa e italiana es ‘avocado’. Cuentan que en Francia, al principio, al aguacate se le llamó “la bonne poire”, la buena pera; bueno, otros le llamaron “pera del caimán”. Los aguacates llegaban a Francia desde Haití, y pronto alcanzaron un precio prohibitivo… lo que hizo que el pueblo los considerase un alimento propio de gente adinerada como los abogados y pasase a llamarles “poire d’avocat”, de donde ha quedado el “avocat” actual.